Así es como MailTrack incrementa las ventas

Cada día contamos con más información de cómo usan nuestros usuarios MailTrack.io en su vida personal y profesional.

Para saber cómo mejorar nuestra herramienta y hacerla todavía más útil, hemos incluido en nuestro blog entrevistas sobre las formas de uso más habituales de MailTrack como una herramienta de productividad innovadora.

Este mes, hemos pedido a Adil Gherib, Co-Fundador y Director de Operaciones en Maqtoob, que nos indique de qué forma utiliza MailTrack tanto con sus clientes potenciales como para aumentar sus ventas. Curiosamente, nos ha dicho que recomienda MailTrack como una de las herramientas que todo nómada digital debería utilizar. Desde abril, Adil ha viajado a 12 países en 12 meses, dando a conocer su web y fomentando el intercambio de ideas mediante talleres locales en espacios de co-working, universidades y otros eventos relacionados con estos temas.

Anteriormente, en esta sección, entrevistamos a David Baratech, Co-Fundador del supermercado online español Ulabox sobre cómo un empresario puede utilizar MailTrack en su rutina diaria.

 

“MailTrack me ayuda a enviar menos emails”

Adil Gherib, Co-Fundador y COO de Maqtoob

 

Maqtoob es diferente, por lo que entrevistar a uno de sus fundadores no podía ser una tarea normal. Adil Gherib respondió a un par de mis emails mientras se encontraba inmerso en reuniones y eventos; concluimos nuestra conversación por Skype desde Irán, país que está visitando durante una gira por todo el mundo a lugares como Kenia, Brasil, Filipinas y Vietnam.

“Hemos creado Maqtoob pensando en empresas de tecnología y desarrolladores de software más allá de Silicon Valley”, explicó Adil, cuyo origen belga-marroquí ha jugado, indudablemente, un papel fundamental en esta visión. Maqtoob basa en los países en desarrollo tanto su producto como el modelo de negocio, catalogando y seleccionando herramientas web que ayudan a las empresas de esas regiones a mantener su competitividad.

Adil nos concedió parte de su tiempo libre, que suele dedicar a la fotografía y el buceo, para compartir con nosotros cómo utiliza MailTrack como herramienta de ventas. “Nunca hubiera imaginado que el seguimiento de emails sería tan sencillo y eficiente”, nos comentó.

 

Maqtoob lleva en su ADN la idea de la democratización de la tecnología. ¿Qué hizo que tú y tu equipo apostaseis por los países emergentes?
Fundé Maqtoob en Indonesia con Kristyna Zapletalová con la idea de crear tecnologías para personas que no están conectadas a ellas, especialmente personas de fuera de Silicon Valley. A continuación, llevamos Maqtoob a Marruecos y, durante nuestra estancia, tuvimos la suerte de recibir una invitación de una incubadora en el seno del Campus de Google en Londres, un centro importante para la comunidad de startups en Europa. Fue muy valioso para nosotros, hemos aprendido mucho y también tuvimos la oportunidad de conocer a un montón de personas interesantes del escenario digital. De todos modos, siempre hemos tenido presente que queríamos desarrollar algo que fuera más allá de esa zona de influencia.

¿Cuál es la diferencia al hacer negocios con esos países?
Es muy gratificante y se aprende mucho. Cuando estás construyendo algo para un estadounidense o para el público canadiense, no eres más que otra empresa digital. Intenta hacer algo en el Líbano o Vietnam y verás cómo las personas anhelan ser parte del mundo de la tecnología. No creerías el número de nuevas empresas y empresarios que se nos acercaron aquí en Irán, por ejemplo. No hay nada como eso para el intercambio de experiencias e ideas.

¿Cómo es tu rutina de ventas al hacer negocios en esas regiones?
Las técnicas y principios son los mismos. Somos una startup pequeña que aún está en crecimiento, lo que significa que tenemos que ser multitarea. Soy el responsable de muchas áreas, desde desarrollo de negocio a relaciones con los clientes. No obstante, trato de enviar todos los días 4 ó 5 emails con lo más destacado en nuestra web, nuestras newsletters y los diversos eventos que llevamos a cabo con los emprendedores y personas conectadas con la escena tecnológica en esta región.

¿Cómo te ayuda MailTrack con las ventas?
Como cada día me acerco a muchos clientes, MailTrack es mi herramienta clave. Sin MailTrack estoy ciego hasta que alguien, quizás, me conteste. Nunca sabes si abren tus mensajes, los borran, los ignoran o simplemente nunca los vieron porque se filtraron como spam. Rastrear correos reduce la incertidumbre en torno a lo que sucede con nuestros mensajes.

¿Dirías que MailTrack ha cambiado tu rutina de ventas?
Rastrear los emails que envío me ayuda a reducir su cantidad, evitando decenas de emails impertinentes a la misma persona. Con MailTrack, sé cuándo enviar un mensaje o no. E incluso cuando los envío, puedo cambiar el texto en función de cómo haya interactuado el destinatario en conversaciones previas.

Entonces, cambias el tipo de seguimiento según el número de veces que un cliente potencial ha abierto tus mensajes, por ejemplo.
Creo que esa es, probablemente, la información más valiosa que MailTrack puede dar a sus usuarios. Con los doble-checks de MailTrack podemos saber si un cliente potencial ha interactuado con nuestra propuesta. Pero cuando veo que un correo electrónico se ha abierto más de una vez, tengo claro que el interés puede ser mayor, pueden estar consultando el mensaje repetidamente o lo están compartiendo con su equipo… Por alguna razón, ese mensaje capta su atención.

¿Esa información también te influye en cuándo usar o no el teléfono?
Al ser un nómada digital, generalmente el teléfono está fuera del mapa. Cuando considero que es lo adecuado, invito a alguno de mis clientes potenciales a una llamada por Skype o Google Hangouts. Como sabes, la gente odia los teléfonos. Si intentas llamar a alguien para ofrecerle algo nuevo, lo más probable es que te pida que no le llames más o que le envíes un email. En lo que respecta a ventas, los emails son menos invasivos y mucho más efectivos.

Si dejase de usar MailTrack ahora, mi rutina de ventas no sería tan eficaz. Con el tiempo, haría que nuestro proyecto sea menos sostenible

¿Ahora que has usado MailTrack por un tiempo, ¿qué perderías si dejaras de usarlo?
Sería doloroso volver a los emails de ventas sin MailTrack. MailTrack te permite usar la información en el proceso de ventas, haciéndolo más inteligente y eficiente. Si dejase de usar MailTrack ahora, mi rutina de ventas sería más tediosa y menos eficaz, lo que a largo plazo podría significar pérdida de oportunidades y hacer nuestro proyecto menos sostenible.

¿Cómo llegaste a conocer MailTrack?
Kristyna Zapletalová, nuestra CEO y gestora de contenidos, publicó MailTrack en Maqtoob y lo compartió  con todo el equipo. Nunca imaginé que el rastreo de email sería tan fácil y eficiente.

Hemos estado trabajando duro en nuevas características y desarrollos. ¿Te gustaría sugerir alguna funcionalidad?
No puedo esperar a usar la versión para móviles. Es una lástima no poder enviar emails con MailTrack desde mi smartphone. Espero que se lance pronto porque será muy útil.

Adil, además de MailTrack, en tu opinión, ¿cuáles son las mejores aplicaciones para ventas?
Para CRM siempre recomiendo Pipedrive, que facilita la tarea de exportar la información del perfil de LinkedIn de mis contactos. Tampoco podría vivir sin Rapportive, que busca información de social media a partir de la dirección de correo del destinatario, permitiéndote saber un poco más de tu contacto antes de enviarle un email. Además, para buscar emails de posibles clientes en la web, te recomiendo SellHack.

***

¿También quieres compartir tu experiencia con otros MailTrackers? Indícanoslo en los comentarios o vía Twitter con el hashtag #MailTracker, y podrás encabezar la próxima entrevista de nuestro blog! 🙂