9 consejos prácticos para mejorar tu networking

  • El networking profesional no trata únicamente de conocer a personas, sino conocer a las personas adecuadas.
  • Se trata también de hacer amigos que comparten intereses profesionales similares, no de soportar acontecimientos aburridos
  • Así es como adapté las habilidades sociales que aprendí como periodista al mundo del networking empresarial

El networking empresarial se basa en establecer conexiones, tanto en línea como en el mundo real

Si hubiera un solo trabajo en el mundo que realmente dependiera del networking sería el de reportero empresarial. Establecer contactos, encontrar pistas y realizar un seguimiento de las fuentes: esta es la rutina diaria del periodista. Durante los años que pasé cubriendo temas empresariales en el periódico, aprendí la importancia de crear una compenetración con todo el mundo, desde botones en clubs de campo hasta ejecutivos en algunas de las empresas más importantes del mundo.

Estas habilidades de networking resultaron muy útiles durante mi época como autónomo a la hora de buscar trabajos y lo siguen siendo hoy en día como emprendedor para hacer crecer mi propia empresa.

No hace falta que te diga que el networking profesional es la forma número uno de encontrar trabajo, que es esencial para los tratos empresariales y que puede ser un elemento crítico a la hora de crear una empresa.   

Estos son mis consejos de networking probados, para que puedas expandir tu red empresarial como si este fuera tu trabajo. Al seguir estos consejos, rentabilizarás al máximo tu tiempo y conectarás con contactos verdaderamente significativos que podrán ayudarte a alcanzar tus objetivos profesionales, sean los que sean.

 

Encuentra a tus gurús.

Cuando un periodista empieza a cubrir un tema, el primer paso es encontrar esa persona —o varias personas— que conocen a las personas de importancia en ese ámbito. ¿Por qué empezar de cero cuando puedes usar los conocimientos de alguien que lleva años trabajando en ello? La mayoría de estos gurús del networking son expertos en su campo y están encantados de compartir sus conocimientos alguien que muestre un gran interés en lo que hacen, especialmente si puedes ser un contacto útil para ellos en el futuro.

Prueba con alguien que dirija un blog en el área en la que trabajas, que organice acontecimientos de networking importantes o que sea entrevistado regularmente por los medios de comunicación como experto o analista. Estas personas son mucho más accesibles que un conocido director general, un autor de éxito o un famoso; pero probablemente sean igual de valiosos —o más— en cuanto a proporcionarte las bases y presentarte a más personas interesantes.

 

Haz que te presenten.

Las presentaciones tienen mucho peso. Pasas de no ser nadie a ser miembro de un círculo de confianza. Un enorme 71 % de los profesionales de recursos humanos en los EE.UU. afirma que los candidatos con recomendación obtienen una mayor prioridad a la hora de decidir a quién contratan. ¿Cómo puedes conseguir que te presenten más? Una táctica clave del periodista es: Al final de cada entrevista (o conversación), pregunta a tu contacto con quién más deberías hablar.

Las habilidades sociales son esenciales para un networking profesional eficaz

Esto tiene un efecto exponencial para hacer crecer una red empresarial relevante. Si la persona está dispuesta a escribirte un correo de presentación, ¡genial! Sino, nombrar a alguien es casi igual de bueno. Puedes acercarte legítimamente a la persona a la que te han recomendado y decir:  «El Sr. … me ha comentado que hable contigo sobre este tema». Logrando de esta atraer una atención inmediata.

La misma estrategia funciona incluso mejor en acontecimientos de networking en persona, donde puedes conseguir estas recomendaciones sobre con quién hablar en el momento y después nombrar a la persona diez segundos después. Sin embargo…

 

Si el resto de trucos no funciona, prueba el acercamiento directo.

Lo que antes solía ser un engorroso proceso de llamadas hoy en día es mucho más sencillo. Ya no es necesario probar a ciegas, llamar a la centralita de la empresa y esperar a que te pasen por 20 personas que no tienen interés alguno en hablar contigo. Ahora es bastante sencillo encontrar a cualquier persona con los medios sociales, donde a menudo encontrarás el nombre completo y el cargo. Sin embargo, un cliente o empleador potencial no nos tomará muy en serio si nos ponemos en contacto con ellos a través de Twitter, y es posible que no tengas el descaro para llamar a la centralita y preguntar por la persona directamente.

El correo electrónico es la herramienta de comunicación profesional preferida. Pero, ¿cómo puedes encontrar la cuenta de correo correcta? Las direcciones de correo electrónico suelen ser fáciles de adivinar ya que normalmente son una combinación del nombre de la persona y la empresa en la que trabajan. En una entrada previa del blog vimos diferentes aplicaciones que facilitan en gran medida este proceso y que nos evitan depender completamente del modo de ensayo y error.

Cuando tengas el correo electrónico es hora de pasar a la «llamada en frío» o al «correo en frío». Explica de forma concisa quién eres, ve al grano sobre por qué te has puesto en contacto con ellos y sugiere establecer una llamada o reunión para hablar más sobre ello. Recuerda, el networking profesional se basa en establecer relaciones, y qué mejor que hacerlo en persona o, al menos, por teléfono.

 

Elige acontecimientos de networking profesional con sabiduría.

Un acontecimiento puede ser increíblemente útil para una persona y completamente inútil para otra. Identifica todos los posibles acontecimientos que puedan ser interesantes para ti y reduce la cantidad en función de lo alineados que estén con tus objetivos. Establece un objetivo práctico en cuanto al número de acontecimientos que atenderás al mes o por trimestre, ¡y agrégalos a tu calendario como reuniones empresariales para que no te olvides de atender!

A veces, los acontecimientos más pequeños y especializados son más útiles que los grandes. Si atiendes a acontecimientos grandes, asegúrate de saber con quién quieres dedicar tu limitado tiempo a hablar y ponte en contacto con ellos antes del acontecimiento.  Después usa el truco « ¿con quién me recomiendas que hable?» para conocer a más gente interesante en el acontecimiento en quienes no habías pensado de antemano.

“Los descansos y las fiestas tras los acontecimientos suelen ser momentos oportunos para realmente conectar con la gente”

Muchos de estos acontecimientos de networking están llenos de seminarios y discursos de presentación, pero los descansos y las fiestas tras los acontecimientos suelen ser momentos oportunos para realmente conectar con la gente. Quizás te interese tener un objetivo en mente de la cantidad de personas con las que quieres hablar antes de marcharte. Esto te puede ayudar para evitar dedicar demasiado tiempo hablando con una sola persona y marcharte antes de cumplir tu objetivo.

 

Comunica lo que haces eficazmente y a menudo.

Deberías saber exactamente qué estás vendiendo, redúcelo a una única frase y repite esta frase siempre que puedas (tanto en línea como en el mundo real).

Cada vez que hagas una pregunta en frente de la audiencia, cada vez que conozcas a un nuevo posible contacto empresarial y cada vez que hagas una publicación en tus redes sociales empresariales.

Haz notar tu presencia

Cuanto más eficazmente comuniques lo que haces, más personas sabrán quién eres y se pondrán en contacto contigo si necesitan lo que ofreces. Esto también les hará pensar en vosotros cuando alguien les pida una recomendación.

Aquí tenéis algunos ejemplos de frases que yo podría usar:

      «Escribo entradas de blog para MailTrack, los double-checks en tu correo electrónico».

      «Soy periodista empresarial autónomo».

      «Soy cofundador de una agencia de contenidos plurilingüe».

Todas son igual de ciertas pero cada una da una impresión completamente diferente de lo que ofrezco. Es importante ser conciso porque el tiempo es limitado. Incluso cuando no lo es, tampoco te interesa insistir demasiado o aburrir a tu nuevo contacto con información que no te ha solicitado. Después de presentarte, es muy probable que el contacto te pregunte más sobre ti mismo o tu negocio, ese es el momento de darles el discurso completo.

 

Convertirse en «la» persona al hospedar tus propios acontecimientos de networking empresarial

¿Estás cansado de grupos y acontecimientos de networking que no son relevantes para ti? Plantéate organizar el tuyo.

Las herramientas de medios sociales como LinkedIn, Facebook y Meetup hacen que sea sencillo formar grupos sobre diferentes intereses profesionales. ¿Buscas talento tecnológico profesional? Crea un grupo «Desarrolladores de iOS en Londres». ¿Quieres conocer a otros amantes de la planificación urbana? Crea «Planificadores urbanos del mundo unidos».

Al crear tu propio networking profesional alrededor de un tema que te apasione, de repente todas las personas en tu red empresarial te asociarán con ello. Hace falta dedicar esfuerzo para iniciar un grupo y organizar acontecimientos, pero los beneficios del networking son enormes.

 

Ponlo fácil para que otras personas te encuentren en línea.

Aumenta tu presencia en los medios sociales, crea una nueva página web o haz lo que tengas que hacer para que cuando alguien escriba tu nombre en Google, aparezca información relevante sobre ti en los primeros resultados.

Las páginas de medios sociales como Twitter, LinkedIn, Facebook e Instagram aparecen en los primeros resultados de las búsquedas, asegúrate de que esos perfiles reflejan la imagen pública que quieres proyectar. Considera cambiar tu nombre de usuario en tus cuentas personales (o haz que sean privadas) para que no aparezcan cuando tus contactos profesionales hagan búsquedas de tu nombre completo.

No es exactamente una habilidad de networking empresarial, pero tener una presencia en línea sólida debería ser parte de tu estrategia general para darte a conocer en tu nicho o sector.

 

Usa tus habilidades sociales y no tengas miedo de fraternizar.

Ningún periodista rechazaría una invitación social de una fuente importante. Una noche en la ciudad o un día en un acontecimiento deportivo es una oportunidad de oro para conocer a alguien a nivel personal o formar una relación duradera. Rich Stromback, capitalista de riesgo, emprendedor y un as «networker», dice que «La clave del networking es dejar de hacer networking».

Quizás no te parezca buena idea soltarte en frente de alguien que podría ser la conexión al trabajo de tus sueños o un acuerdo empresarial importante. Es normal, especialmente cuando estás conociendo a alguien. Mi consejo es ver cómo reacciona la otra persona para determinar qué comportamiento es adecuado. Por ejemplo, en caso de beber alcohol intenta beber menos que los demás. No te interesa ser el único en la pista de baile. Pero, ¿quién sabe? Lo más importante es confiar en ti mismo y en tus habilidades sociales. El networking se trata, al fin y al cabo, de hacer amigos… ¡Amigos que pueden ayudarte profesionalmente!

 

La perseverancia es la clave, ¡haz un seguimiento!

El networking se trata de estar conectadoSource: Popkey.co

Cuando ganes un nuevo contacto, es importante mantenerte en contacto para continuar haciendo crecer la relación. Un simple correo electrónico de seguimiento —como «Ha sido un placer conocerte por fin» o «Este es el artículo del que te hablaba»— es un gesto amable y modesto que hará que te recuerden. Mira mi anterior entrada sobre escribir correos electrónicos de seguimiento. No te preocupes por parecer insistente. Si tu contacto considera que vale la pena hablar contigo apreciará la persistencia. Y, si no, ¡no tenías nada que perder en primer lugar!